Como asar morcillas a la parrilla o en barbacoa

Como asar morcillas a la parrilla o en barbacoa

¿Sabes cómo asar morcilla en barbacoa? En  BBQ Express tenemos el gusto de presentarte una serie de consejos y trucos que te permitirán cocinar morcillas en la barbacoa a la perfección. Este embutido con un tono es uno de los más tradicionales de la cocina española; sin embargo, para evitar que las morcillas tengan una sobrecocción, o se rasguen, hay una técnica que debes utilizar.

Morcilla en barbacoa: Datos a tener en cuenta

Antes de aprender la técnica para hacer morcilla en barbacoa, primero debes conocer los siguientes datos. La morcilla es un embutido tradicional de la gastronomía española. Cada región tiene su propia forma de preparación, así como sabores únicos de dichas localidades.

A pesar de la abundancia en cuanto variedad, un elemento constante que determina la calidad del sabor a la hora de cocinarla es la frescura. A diferencia de alimentos como el pulpo, las morcillas congeladas y luego descongeladas no poseerán la misma calidad en cuanto a sabor que al comprarlas frescas.

Hay que recordar que uno de los ingredientes principales de este producto es la sangre de cerdo; por lo que congelarlas no es una acción recomendable. Por otro lado, y aunque se trate de aunque se trate principalmente de gustos, muchos aseguran que las morcillas de cerdo son más gustosas que las mixtas.

Morcilla en barbacoa: Técnica y trucos

Cabe mencionar que para evitar que las morcillas se rompan al momento de darles vuelta, hay que recubrirla previamente con una pizca de harina. Esto hace que la cobertura pueda resistir el calor, evitando que puedan agrietarse. Por otro lado, asar una morcilla en barbacoa no es tan complicado una vez que aprendes cómo hacerlas.

Lo primero que tienes que saber es que las morcillas ya vienen precocidas; por eso hay versiones de este embutido que se consumen crudas o untables. Esto significa que debes evitar que el producto entre en contacto directo con las brasas; de lo contrario pueden quemarse o agrietarse debido al calor. Lo mejor es colocarlas a 25 cm de altura del carbón o fuego.

morcilla-a-la-brasa

Una vez que las envuelves en un poquito de harina para hacerlas más resistentes, y colocar la morcilla en barbacoa, debes dejar que se cocinen entre 10 a 15 minutos, el tiempo depende del tamaño y el tipo de morcilla que se utilice.

Hay quienes atraviesan la morcilla con un palillo para darles vuelta con mayor facilidad; sin embargo, esta acción debe hacerse con cuidado para evitar que se rasguen. Si usas palillos, rótalas cada cierto tiempo para que el calor no se concentre en un solo punto.

Lo más recomendable para la morcilla en barbacoa es establecer una temperatura de cocción media o baja; en este sentido, para asegurar dicho nivel de calor puedes utilizar accesorios para barbacoa, estén o no integrados en aparato, o colocar tus manos a una altura aproximada de 12 cm de las brasas, si resistes por 4 segundos; significa que tiene la temperatura perfecta. Ahora que conoces esta técnica para asar morcilla en barbacoa, ¿cuál es tu tipo de morcilla favorita? Si te pareció interesante no olvides compartirlo en tus redes y revisar otros artículos del blog como Técnica del ahumado: ¿qué es y en qué consiste?

Escribe un comentario

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *